Llegan los parchos de brea gracias al Arrecostao

Logo2009arrecostaoalcaldEl pasado domingo, 14 de septiembre se celebró el Maratón del Arrecostao de Trujillo Alto, al principio con un poco de lluvia, sin embargo, una tarde hermosa adornó nuestro 5K.  Pero, ese no es el asunto más sobresaliente de la jornada, ¿cómo puede ser así?  La realidad es que las calles trujillanas van de mal en peor, eso puede ser, mejor dicho podía ser constatado en carreteras como la 176 después de El 9 en dirección a Carraízo y la marginal frente al colegio Pomayuán, por ejemplo, donde enormes boquetes obligaron por muchos meses a los conductores a invadir el carril contrario.

Sin embargo, llegó septiembre y con él el maratón trujillano que congrega en el casco urbano a locales y visitantes de otros pueblos.  Sobradas razones tenía José Luis Cruz para no permitir que alguien dijera que es un alcalde que no tapa rotos e inmediatamente, los cráteres que campearon por sus respetos durante meses fueron cubiertos por una fina capa de brea que les ocultará por un tiempito.  Por favor, eso es poner parchos y aparentar.

Anuncios

Masacre en Carraízo

Fuente: AP

Los cadáveres de tres hombres baleados fueron hallados en dos lugares distintos en la colindancia de Cupey y Trujillo Alto y las autoridades investigaban si los crímenes estaban relacionados.

Las autoridades encontraron un cuerpo en un camino secundario cercano a las compuertas de la represa Carraízo en Trujillo Alto y otros dos en un solar baldío del cercano sector El Guayabo de Cupey.

Según la investigación preliminar, el joven de unos 17 a 18 años hallado muerto a eso de las 6:30 de la mañana cerca de la represa era hijo de uno de los asesinados en Cupey.

“Hay un asesinato que ocurre cerca de las compuertas de Carraízo. Ese joven, que murió ahí, es hijo de uno de los que está en el doble asesinato”, dijo en entrevista radial (WKAQ) el coronel José Caldero, director del área policiaca de Carolina.

La Uniformada no ofreció detalles de la identidad de los occisos.  Caldero precisó que, según la información recopilada preliminarmente, el asesinato en Trujillo Alto ocurrió a eso de las 9:30 de la noche del lunes y el de los otros dos hombres, unas tres horas después.

“Estas personas (los tres asesinados) son de Cupey, y entendemos que están ligados a la guerra (por narcotráfico) que ha habido en los últimos días y semanas en Cupey”, sostuvo.

En horas de la mañana del martes, otro hombre fue asesinado, esta vez en el barrio Barrazas de Carolina.  Aunque descartó que estuviera vinculado con las otras tres muertes, Caldero reconoció similitudes entre los casos.

“Todos estos asesinatos han ocurrido en sitios en que hay poca visibilidad… y en caminos secundarios”, dijo.

En el caso de Carolina, un hombre que no había sido identificado murió a manos de los ocupantes de un vehículo que lo seguía mientras manejaba una motora por el sector Los Rivera.  La víctima intentó escabullirse de quienes lo perseguían adentrándose en el patio de una casa a la altura del kilómetro 11.5 en la carretera PR-853.

“Lo vienen siguiendo, entra al patio de una residencia, pero el carro entra hasta ahí y ahí lo ejecutan”, detalló Caldero.

Con estas cuatro muertes violentas, el número de asesinatos en Puerto Rico asciende a 611 en lo que va de año, 46 más que los registrados para la misma fecha en 2008.